Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez”

LA INSEGURIDAD EN NUESTRO PAÍS PERMEA EXPONENCIALMENTE EN LAS ESCUELAS

Por: @Adán Márquez Vicente

Enero 24, 2023


CNEC

El día martes 17 de enero, recibimos la noticia de que Joel Carrera Antonio, estudiante del Cobaev 62, de apenas 17 de años de edad, fue brutalmente asesinado durante un “asalto” mientras éste regresaba de la escuela a su domicilio en la Reserva Vergara Tarimoya 4, en el Puerto de Veracruz. Y, tan solo en los últimos 15 días, en Sinaloa y San Luis Potosí las escuelas se vieron forzadas a retrasar su regreso a clases debido a la grave situación de violencia que azota dichas entidades. Una joven de la UNAM perdió la vida durante un choque de trenes en el metro de la CDMX que junto con el caso de Joel Carrera y el repunte de contagios de influenza y Covid-19, demuestran el panorama adverso de inseguridad y poco mantenimiento del transporte público al que deben enfrentarse la gran mayoría de las y los estudiantes de este país.

En general, la violencia en sus diversas modalidades en las escuelas en este regreso a clases ha aumentado y aunque se han creado algunos protocolos de seguridad, son insuficientes para la integridad de los estudiantes. Por ejemplo, en las zonas de balaceras, los protocolos prácticamente son inservibles y muchas veces, solo se busca refugio hasta que pase el episodio o como en el caso del joven asesinado en Veracruz, prueba de que somos totalmente vulnerables frente al poder físico que sostienen los dueños de las armas y los responsables de tirar del gatillo y en el caso de la joven que falleció en el choque de trenes, preguntémonos ¿quién debió garantizar el mantenimiento de los trenes? ¿Por qué un “accidente” de esos lo tenemos que pagar con nuestras vidas?

Los tres casos son un reflejo de la realidad de nuestro país. Una nación como la nuestra, no puede evitar no ser parte del problema del sistema económico y político que impera en el mundo por decreto, aunque AMLO diga que el neoliberalismo ya no existe o que ya no es como en el régimen anterior. Se puede decir lo que sea, pero ahí están los hechos, la violencia es estructural que viene acompañada de una serie de valores culturales, normas, actitudes deseables, sistemas educativos, que favorecen el egoísmo y la competitividad, reproducen un perfil de personalidad individualizado y suponen que los fines justifican los medios; al final, a los que dominan en nuestra sociedad solo les importan las ganancias que capitalizan a costa de la pauperización de la inmensa mayoría. El fenómeno cada vez es más deshumanizado. Ahora bien, no solo es el hecho de que muchos vivamos pobres y marginados, sino que cotidianamente arriesgamos la vida.

Cuando digo que esto es cada vez es más grave, no miento, veamos las noticias u observemos lo que nos pasa cotidianamente, pero citemos algunos datos. En el medio Expansión Política del día 21 de junio de 2022 se informa: “El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se perfila a ser el más violento de la historia de México. En 42 meses de la actual administración, se han registrado 121,655 homicidios dolosos y feminicidios, con lo que ya se superaron las 120,463 muertes violentas ocurridas durante el sexenio del panista Felipe Calderón Hinojosa, cuando se dio inicio a la guerra contra el narcotráfico, y está a poco más de 34,000 de rebasar la violencia registrada de su antecesor Enrique Peña Nieto.” La nota continúa: “Ya rebasamos los homicidios dolosos registrados en el gobierno de Felipe Calderón y dada la tendencia actual, no tengo duda de que vamos a rebasar el número de Enrique Peña Nieto que fueron más de 150,000. La tendencia está muy clara, este sexenio va a ser el más violento de la historia moderna de México”, alerta Víctor Hernández, experto en seguridad y coordinador del diplomado en Seguridad Nacional y Gestión del Riesgo de la Ibero Puebla.

En efecto, esta es la triste y lamentable realidad que ahora está afectando severamente a las instituciones educativas y, lo peor, ya muchos jóvenes han perdido la vida. Las cifras podrían ser menores y en el mejor de los casos, que no lamentáramos ningún deceso pero el sistema es el sistema y los intereses del capital son lo primero y aunque el Estado debería ser garante de nuestros derechos inalienables, la realidad es que no deja de ser parte del mecanismo social en el que vivimos y aunque tiene recursos financieros recaudados a través del pago de impuestos de los trabadores como para hacerle frente a los problemas medulares de la sociedad, no es de su interés.

En fin, si pensamos que cambiará tarde o temprano, estaríamos cometiendo un error de grandes dimensiones, es importante entender que los cambios trascendentales únicamente suceden cuando de manera colectiva y organizada trabajamos y exigimos un mejor mundo para vivir, una sociedad más justa y digna para todos. Por eso, los estudiantes adheridos a la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez” denunciamos que el gobierno de López Obrador no brinda las condiciones sociales nacionales para que la educación en México salga del abandono en el que se encuentra sumida, por ello, en la FNERRR seguiremos luchando hasta conseguir una educación universal y de calidad, la cual se brinde en un ambiente de seguridad y salud garantizada.


FNERRR TV

VII Espartaqueada Nacional de Matemáticas