Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez”

INFORMACIÓN PARA LOS ESTUDIANTES DE LA REGIÓN COSTA SUR DE JALISCO

Por FNERRR / Mayo 25, 2022

Noticia Nacional / Jalisco


CNEC
Esperando alcanzar uno de los aproximadamente 800 espacios educativos, que El CUCSur oferta en 12 licenciaturas y TSU (Técnico Superior Universitario) estudiantes de provenientes de diversas partes, se dieron cita el día de hoy para presentar el examen de diagnóstico que les permita acceder a ese privilegio que es aspirar a una educación a nivel profesional, En esta región, El CUCSur es la única opción en educación pública profesional para todo adolescente que quiera emprender el camino de su educación profesional. Desde luego hay opciones de instituciones privadas, pero en la mayoría de los casos no es posible cubrir el pago mensual que se solicita.
 
El problema de la educación en nuestro país no es nuevo, afecta más en las zonas con más población rural al no contar con los espacios suficientes para brindar educación de calidad a todos los jóvenes que quieran prepararse profesionalmente. 
 
Este problema no se resuelve solo dando un lugar en las universidades a todo aspirante universitario, aquí solo inicia la lista de vicisitudes que un estudiante debe enfrentar para poder culminar con su preparación académica.
 
Antes de ingresar a un aula, debe resolver el problema del hospedaje, la alimentación y el transporte. Aquí, en este punto, la mayoría de los estudiantes tienen las situaciones más difíciles. Los que más suerte tienen, cuentan con las becas que en la actual administración federal se unificaron para ofrecer a los estudiantes la beca “Benito Juárez”, pero es una realidad que no es suficiente para que un estudiante de nivel profesional cubra las necesidades propias de su actividad académica.
 
Un sector de la sociedad que vive cerca de las instituciones educativas no pierde la oportunidad para aprovechar la necesidad que tienen los estudiantes foráneos para acondicionar sus domicilios y ofrecer esos servicios que deben resolver antes de ingresar a cualquier escuela. 
 
En la ciudad de Autlán, es amplio el sector de residentes que depende de la inversión mucha o poca que cientos de familias de los municipios vecinos destinan a la educación de sus hijos. Desgraciadamente no todas las familias con esta necesidad tienen la posibilidad de solventar estos gastos.  El desenlace en esta situación es conocido por todos; la población en edad de estudiar no tiene otra opción que integrarse a la joven fuerza laboral que también reclaman en la región las nuevas empresas que se aquí se establecen. Creando así una situación de conveniencia inmediata en el educando; al no contar con los recursos suficientes que le permita dedicarse a su preparación profesional, opta por emplease para ayudar con el ingreso económico que se necesita en la familia. Repitiéndose y perpetuándose así, generación tras generación, este círculo vicioso al cual año con año ingresan un número mayor de jóvenes. 
 
Y esto es en el mejor de los casos. Una situación más lamentable para la vida familiar es cuando estos jóvenes, que deberían estar en un aula, son reclutados por el crimen organizado, ya muy común es nuestra sociedad.
 
Aunque mucha gente piensa que esto es consecuencia de la actitud familiar y hasta se teoriza de que el comportamiento del joven es resultado de lo que hay o se hace en su entorno familiar, la consecuencia objetiva de esta realidad no es otra más que la pobreza y marginación que padece las familias y que su número año con año se incremente. 
 
La atención oficial se limita a ofertar año con año un espacio al estudiante que tenga la posibilidad de superar por sí solo estos problemas que enfrenta justo cuando tiene la necesidad de ingresar a una escuela de educación superior, que le obliga a migrar de sus comunidades si es que quiere superarse.
 
Ante una situación así, cobra importancia relevante el esfuerzo que desde hace años realizan los integrantes de la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez” (FNERRR) que por cierto en estos días está celebrando su 23 aniversario. (Se fundó con 28 delegaciones, pero ahora tiene presencia en las 32 entidades federativas). 
 
¿Qué hacen estos jóvenes? Además de promover el arte, la cultura y el deporte, sin descuidar la excelencia académica, han impulsado la creación de albergues para estudiantes, los cuales han sido una verdadera alternativa para romper con ese círculo vicioso que la marginación y la pobreza generan. Estos albergues tienen el objetivo de ser espacios dignos para que los estudiantes realicen sus actividades académicas, y en todos los casos, completamente accesibles para estudiantes de escasos recursos económicos. Son ya más de 105 domicilios, algunos aún en proceso de construcción, que se ubican en las ciudades más importantes de nuestro país precisamente para brindar esta oportunidad a todo estudiante con deseos de superarse. 
 
Con cobertura nacional y calidad académica, 23 años de existencia consolidan su experiencia para hacer realidad en nuestro país una educación verdaderamente democrática, critica, científica y popular. Las difíciles condiciones que la gente más necesitada en estos días enfrenta, hace más necesaria una organización estudiantil como esta. 
 
En nuestra región, se consolida este proyecto. La FNERRR concreta su presencia con el establecimiento de dos instituciones de este tipo; El “Albergue Cultural Estudiantil Cencalli” en Cuautitlán de García Barragán y El Albergue Cultural Estudiantil Lic. Benito Juárez” ubicado en la Calle Sonora No. 72 en el Fracc. Castellón en Autlán de la Grana. Jal.
 
Esperamos que estas líneas sean tomadas como una invitación para todos aquellos estudiantes de escasos recursos económicos, que les gusten las actividades académicas, deportivas y culturales; que les guste conocer museos y escuelas en otras ciudades. Si es tu inquietud realizar alguna de las anteriores actividades, considera esta opción en tu preparación profesional.

FNERRR TV

VII Espartaqueada Nacional de Matemáticas