Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez”

La lucha por una educación crítica es la lucha por la liberación del pueblo mexicano

Por: @Yael Martínez

Mayo 06, 2022


fnerrr

La Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez” (FNERRR) surgió desde 1999 con una filosofía clara y metas precisas, organizar a los estudiantes mexicanos para luchar por una mejor educación en México; por una educación democrática, crítica, científica y popular, con cobertura nacional y de calidad.

Difícil tarea asumieron un grupo de jóvenes revolucionarios que planteaban un cambio de fondo a la educación mexicana con el propósito último de la liberación del pueblo mexicano, y en el andar encontraron más dificultades, los gobernantes de nuestro país, de casi todos los niveles de gobiernos, en casi todas las entidades federativas y de casi todos los partidos políticos, no estaban dispuestos a atender las carencias de las escuelas; los jóvenes se organizaban en las aulas para la solución de sus demandas básicas y para lograr alguna solución se volvía necesaria la lucha en las calles: marchas, plantones y mítines político-culturales. Fue la lucha constante de los jóvenes la que erigió al día de hoy un movimiento estudiantil fuerte, consolidado y con una gran experiencia de gestión; pero lo que cambió y recrudeció también fueron las demandas sociales.

Y es que, con la llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador, un presidente que ha manifestado con los hechos gobernar con autocracia y empecinamiento, la educación en México ha sido más pisoteada que antes, además los golpes han sido en la medula de la educación, en la filosofía y política de ésta. Recientemente la maestra Delfina Gómez Álvarez, adepta del partido MORENA (y por su puesto del presidente), quien es titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), dio a conocer la reforma a la educación en el Marco Curricular y Plan de Estudios para el 2022, donde proponen una transformación a la educación mexicana, pero que tal como se ha analizado por especialistas y por la agrupación estudiantil, ésta reforma tiene un sentido de ideologización en favor de la 4T.

En su documento critican la educación impartida por gobiernos anteriores por ser neoliberal y buscar sólo la creación de capital humano para servir al sistema económico capitalista, dicen ellos serán diferentes y formarán egresados para el servicio de la comunidad; de la misma manera se critica la competitividad que genera la enseñanza, exponen que abrirán paso a una nueva forma de aprendizaje y de evaluación, que por ello se eliminan los grados escolares, la enseñanza por materias y las pruebas internacionales que sólo descalifican y separan a los estudiantes entre “los que saben” y “los que no”. Además, en la educación media superior, se plantea la eliminación de las asignaturas filosóficas, como ética e historia de la filosofía. Lo que los ideólogos de la 4T han denominado la Nueva Escuela Mexicana, plantea que, en cuanto a los alumnos, el Acuerdo Educativo Nacional les otorga el “interés prioritario de la educación impartida por el Estado”.

En todo este montaje, es necesario analizar que el cambio de plan de estudios de la 4T plantea modificar tanto al beneficiario como el propósito de la educación. Lo que lo vuelve realmente peligroso, pues se plantea renunciar a la formación de estudiantes que se desarrollen individualmente en la academia y que la educación sirva como travesía para la movilidad social; mientras proponen que el beneficiario de la educación sean las comunidades y que su propósito sea el desmontar la construcción de opresiones estructurales e históricas que hacen de esas comunidades, “comunidades sin libertad”.

Este cambio de planes de estudio y programas es otra acción más donde el gobierno actual hace uso de todo su poder, tal como lo ha hecho con la eliminación y reemplazo de políticas públicas complejas para transformarlo en programas de entregas directas a la población (educación impartida por el Estado). La idea de reemplazar al individuo/estudiante por el pueblo/comunidad como beneficiario final del sistema educativo, busca consolidar una estructura de gobierno cerrada por completo en la relación directa entre el poder del ejecutivo federal y la sociedad. Con ello, el proyecto político de la cuarta transformación avanza paulatinamente en la eliminación de los intermediarios en su acción pública.

De esta manera es que urge a los jóvenes adheridos a la FNERRR estar a la altura de las nuevas tareas, enarbolar una demanda colectiva en contra del gobierno dictador de López Obrador que pretende mediante la nueva reforma educativa, alejar el pensamiento crítico de las escuelas básica y media superior, para perpetuarse en el poder. Además de que urge hacerle entender a todos los estudiantes que está reforma no será en beneficio de las comunidades para encontrar su liberación, porque para hacer una verdadera revolución para el pueblo hace falta más que una reforma educativa, se debe transformar todo el sistema económico y social que oprime al pueblo mexicano.

Los jóvenes debemos estudiar los planteamientos de Karl Marx, porque fue él quien analizó la sociedad científicamente para demostrar que la liberación de los pueblos era posible, y acentuó el punto sobre conocer y estudiar con ojo crítico el actual sistema económico, primero conocerlo, luego organizar a las masas y enseñarles cómo funciona el sistema, con miras últimas de transformarlo piedra a piedra; los y las fenerianas debemos pues, luchar por una educación crítica, porque la lucha por ésta, es la lucha por la liberación del pueblo mexicano.


FNERRR TV

VII Espartaqueada Nacional de Matemáticas