Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez”

La educación, más neoliberal que nunca

Por: @Delmira Molina Twitter: https://twitter.com/delmiramg?s=20

Diciembre 06, 2021


La educacin, ms neoliberal que nunca
Los progresistas del mundo coinciden en que la educación es un factor determinante en el desarrollo de un país en la medida en que son los estudiantes los que posteriormente conforman la masa trabajadora y que existe una correlación entre la calidad de la educación con la calidad de la producción; en suma, un buen estudiante será un hombre productivo e ingenioso, que podrá elevar tanto sus condiciones materiales como espirituales. Por lo mismo, los progresistas coinciden en que la educación debiera ser un derecho universal con igualdad para todos los seres humanos y no el privilegio de unos cuántos adinerados.
A las derechas, en cambio, la idea de la excelencia académica para las mayorías no les agrada tanto, prefieren una muchedumbre dócil que siga las pautas de reacción que ellos indiquen, que se enfurezca cuando se le ordene o que calle también. Pese a ello, las élites occidentales toleraron sistemas como el Estado de Bienestar que desarrollaron la educación universal y otras medidas populares pues su consecuencia era un capitalismo fuerte con altos porcentajes de crecimiento económico; hubo un incremento de la educación media, se fundaron más universidades, las Autoridades Educativas Locales (AEL) pagaban las matrículas de los estudiantes y el secretario Jaime Torres Bodet creó la Ley de Educación de 1962 que hacia obligatorio el subsidio de matrículas y becas por parte del Estado.
Pero como todo cambia, el capitalismo evolucionó a una fase más rapaz y aquellos que apoyaban la riqueza y los privilegios ganaron la batalla de las ideas y la producción, con Reagan y Thatcher como paladines mundiales y con Miguel de la Madrid en nuestro país se instauró un nuevo modelo económico: el neoliberalismo. Los gobiernos del mundo fueron cediendo terreno en todos los aspectos al capital privado y la educación tuvo el mismo destino. Las matrículas se encarecieron, se fortalecieron instituciones privadas, aumentó la deserción escolar y el abandono a las instituciones públicas; se acuñaron frases como “el que quiera educación que la pague”, “el que quiera salud, que la pague”, etcétera, etcétera.
Con la educación en manos de los bancos, los préstamos escolares se han convertido en el punto de inducción de un ciclo de deuda y esclavitud que en la vida adulta incluye préstamos para coches e hipotecas. En 2016 las deudas escolares habían crecido tanto en los países más capitalistas como Reino Unido y Estados Unidos, y el capital bancario creó una nueva estrategia: vender las deudas escolares a empresas especializadas en recuperación de créditos, es decir, la deuda de un estudiante se convirtió en una oportunidad de negocio y el sistema neoliberal se apoderó por completo del futuro de miles de jóvenes. La guerra por la educación la ganaron los ricos desde hace tiempo y los recortes federales en inversión educativa lo único que hacen es enterrar cada vez más las posibilidades de los pobres para progresar.
La relación entre educación y economía, sin embargo, no ha perdido sentido. Según la UNICEF terminar la primaria puede ser la salida de la pobreza para más de 400 millones de personas en el mundo; en México para un estudiante terminar la universidad es una diferencia de salario de cerca de cinco mil pesos semanales que no recibiría si solo hubiese terminando la preparatoria. Sin embargo la desigualdad económica enraizada en la sociedad mexicana aunada a una política de abandono sistemático de la educación reducen esas posibilidades para los más de 30 millones de alumnos que tiene el país; y es aquí donde un gobierno progresista, enarbolando la vieja bandera, implementaría medidas que impulsaran una educación de calidad para todos sin distinción de ingreso, entendiendo el saldo a favor que tendría para que México salga de las sombras y se convierta en una nación pujante en todo sentido, pero ese gobierno aún brilla por su ausencia, para la titular de la SEP es más importante secundar a un profeta trasnochado que ha errado en el diagnóstico y por tanto en la cura y cuya administración va más encaminada a acompañar a la derecha de México.

FNERRR TV

VII Espartaqueada Nacional de Matemáticas