Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez”

Cuitláhuac García, otro caso de ineptitud y despotismo

Por: @J N

Abril 02, 2020


idiota

Suele decirse que las crisis (económicas, de salud o de otro tipo) destacan lo mejor y lo peor de la humanidad, ya que por un lado existe un grupo de individuos que hace hasta lo imposible para que el resto sobreviva, pero por el otro, hay otro grupo que, no solo deja a su suerte a los demás (sobre todo a los desvalidos), sino que incluso maquina para obtener beneficios; el resto se mantiene al margen o se mueve según su conveniencia. 

Lo anterior describe con toda claridad la situación que vive el mundo ante los estragos del Coronavirus, pues mientras unos se la toman muy en serio y trabajan para evitar decesos y para que su población sufra lo menos posible, otros, confundidos por su ineptitud, por desidia o por venganza, prefieren darles mayor importancia a otros temas y minimizar el del Covid-19. En el primer caso destacan las respuestas de países como China, Cuba y Rusia que además de cuidar y curar a sus compatriotas, también brindan apoyo médico y alimenticio a otros, independientemente de las relaciones internacionales previas a la pandemia (habría que recordar que casi toda Europa ha sido partícipe de las sanciones económicas impuestas a Rusia); en el segundo caso son repudiables las resoluciones que han tomado naciones como Brasil, Estados Unidos y México que, en vez de salvaguardar a todos los ciudadanos, prefieren utilizar el problema para arremeter contra sus enemigos políticos y así tomar ventaja, al final de cuentas, el Covid-19 no es más que una “gripecita”, según Bolsonaro o “ante el coronavirus: besos y abrazos; no hacerlo implica hacerles caso a los conservadores”, según López Obrador. 

Como ya se menciona líneas atrás, en México, la mayoría de los funcionarios han desdeñado la pandemia del Covid-19 e incluso desafiado, en los hechos, las medidas planteadas por instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o el Banco Mundial (BM), verbigracia la actitud  del presidente de la república al no cancelar sus giras en los estados y contradecir al propio Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Dr. Hugo López Gatell, al decir que en realidad no es tan peligroso salir a las calles y que él no piensa resguardarse, ya que es lo que quieren los conservadores. 

Pero la indolencia y la incapacidad de los funcionarios se ha evidenciado, no solo en la etapa en que se tuvieron que haber tomado medidas para que los casos de contagio fueran los menos posibles, sino también ahora que el virus ya ha escalado otro peldaño y amenaza con expandirse por todo el territorio, pues no hay hospitales suficientes y con buen equipamiento para atender los casos, no existe medicina necesaria y tampoco pruebas suficientes para detectar el virus; al mismo tiempo, millones de familias sufren los estragos debido a que la cuarentena les ha quitado su única fuente de ingresos  y ahora no tienen ni para comer (más del 50% de la Población Económicamente Activa pertenece a la informalidad). Si la situación sigue así, no nos extrañe que la pobreza y la mendicidad crezcan aún más.

Ante tal panorama diversos organismos, asociaciones civiles y organizaciones sociales han hecho llamados al primer mandatario y a otros funcionarios para que tomen las medidas necesarias y así aminorar las consecuencias. En el caso del Movimiento Antorchista Nacional (MAN), además del llamado también ha propuesto una serie de acciones que ayudarían a aminorar los efectos entre la población y así evitar que caigamos en una crisis total:  condonación de pago de agua potable y electricidad en colonias y comunidades hasta el final de la contingencia, moratoria de seis meses en el pago de impuestos, crédito a pequeñas y medianas empresas para ayudarles a pagar salarios y prestaciones a sus empleados, entrega urgente de despensas a la población pobre rural y urbana, que las empresas paguen al menos un mes de salario a todo trabajador despedido de la contingencia, etc. A dichas propuestas también se ha sumado la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez” (FNERRR). 

Al parecer, el pronunciamiento del MAN y el apoyo de la FNERRR no han caído bien ante los ojos y oídos de los funcionarios y en vez de tener al menos una consideración de las propuestas, lo que han hecho es desatar una campaña de acoso e intimidación en contra de los jóvenes y de la población antorchista: el caso más reciente ha sido en Veracruz. En ese estado, después de que los compañeros estudiantes se pronunciaron públicamente en apoyo de las propuestas del MAN, los jóvenes empezaron a recibir supuestas llamadas de “extorsión” y amenazas de los números 4761352151 y 4611085039. Cabe decir que ésta no ha sido la primera vez que son extorsionados: ayer el comité estatal de la FNERRR denunció, a través de un boletín de prensa, las extorsiones y amenazas que han sufrido a partir de que exigen construcción de aulas y seguimiento al programa “Escuelas al cien”. 

Aquí se evidencia otra característica de los funcionarios morenistas, de aquellos que prometieron el paraíso en la tierra: el despotismo con el que reciben las quejas y los llamados de la población. Para ellos la única palabra que vale es aquella que los apoya, todo lo demás es conservador y no es digno de escucharse ni mucho menos de considerarse.  

Ante tal situación, culpamos al gobernador morenista, Cuitláhuac García, como responsable principal de las amenazas e intimidaciones en contra de los compañeros veracruzanos y de cualquier agresión que llegaran a sufrir más adelante; está claro que las llamadas de extorsión no son casuales, que están bien dirigidas y que pretenden callar la voz de nuestros compañeros. Por nuestra parte, los que integramos la FNERRR a nivel nacional, nos sumamos a las propuestas del MAN y les decimos a los fenerianos veracruzanos que aquí estamos para lo que se necesite. Todos para uno y uno para todos. 


FNERRR TV

VII Espartaqueada Nacional de Matemáticas