Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez”

López Obrador: estulticia y ridiculez

Por: @JNX

Octubre 07, 2019


amlo

Ante el crecimiento acelerado de la delincuencia, de la pobreza y de otros problemas en el país, cualquier ciudadano esperaría del gobierno federal y de los gobiernos locales, respuestas y medidas inteligentes que ayudasen a enfrentarlos con eficacia y que incluso los disminuyeran. Pero no es así, lo que actualmente la sociedad está recibiendo por parte de López Obrador son ocurrencias que en nada combaten el dilema, incluso en los últimos días las respuestas no se quedan solo en la necedad del gobierno, sino que tienden a lo ridículo y a lo irracional.

Ya sabemos que las raíces de dichos problemas son muy difíciles de resolver en lo inmediato, pero obviamente se pueden tomar medidas concretas y eficaces para enfrentarlos ahora a la par de plantear y ejecutar medidas que a mediano y a largo plazo sí garanticen la resolución de los mismos desde la raíz, por ejemplo, la posibilidad de que todo mexicano en edad de trabajar pueda hacerlo obteniendo todos los beneficios que por derecho le corresponden como un buen salario, seguro social, educación de calidad para sus hijos, etc. Pero, como ya lo mencionaba, el gobierno actual no está garantizando ni lo primero, ni lo segundo, al contrario, con las medidas que él dice que son buenas, pero que en la práctica se muestran cómo lo contrario, lo que está haciendo es sentar las bases para un futuro aún más oscuro que el actual.

El problema no se restringe a la aplicación de políticas ineficaces y de mala calidad, ya que esta situación siempre es una posibilidad en el ejercicio del poder público. La dificultad real es que AMLO no acepta los errores y mucho menos está dispuesto a combatirlos. Ya varios organismos oficiales y privados han demostrado que los salarios en términos reales no crecen, no incrementan los puestos de trabajo, la educación no mejora, la delincuencia no cesa; en términos generales, nuestra realidad no se dirige a algo mejor. La respuesta del gobierno federal es siempre la misma: “con lo que se obtenga de eliminar la corrupción, se resolverán las necesidades”, “aquellos que no están de acuerdo con la 4T son conservadores y fifís, que solo pretenden la inestabilidad”, él tiene otros datos, etc.

En un primer momento, dichas respuestas no eran rechazadas por los ciudadanos, incluso en alguna ocasión provocó alguna risa discreta, pero en las últimas semanas, la situación ha cambiado y los mexicanos han empezado a exigir soluciones y no justificaciones, porque como ya lo mencionaba, la realidad es cada vez más agria. Ante los reclamos de los ciudadanos las respuestas, lejos de manifestar algún cambio sustancial, han tendido aún más en absurdo e irracionalidad, llegando a lo grotesco, a lo extravagante, que lo único que demuestra es que AMLO no sabe gobernar, como cuando en Tamaulipas propuso que habría que pedirles a los delincuentes que ya no lo fueran y que pensaran en sus madres, \"¡fuchi, guácala, al carajo la delincuencia!\" Fueron las sabias y resolutivas palabras del señor presidente. 

En relación con la entrega de las becas Benito Juárez, que fue una de las grandes propuestas de campaña, éstas presentan diversos problemas a nivel nacional, por ejemplo, que no se les ha entregado a todos los estudiantes a pesar de que han cumplido con la normatividad que el sistema impone y la inestabilidad en la entrega de las mismas; miles de estudiantes terminaron su preparatoria y ya no pudieron recibir lo equivalente a dos o tres pagos, no se sabe dónde quedó ese dinero. En lo que sí estamos seguros, es que el gobierno infla los datos e ignora las demandas de la gente tal como lo hacían los anteriores, por ejemplo, a principios del mes en curso en un evento en Puebla, la coordinadora nacional del sistema de becas, Leticia Ánimas, dijo que las metas se habían cumplido ya y que incluso se habían superado, pero esto no es así, pues en el país se escuchan miles de voces exigiendo aún la beca. En relación con los integrantes de Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios Rafael Ramírez, no han recibido la beca todos, pues de una población de casi 80 mil, solo le ha llegado a la mitad.

Por esta razón, los integrantes de la FNERRR seguiremos exigiendo que el gobierno cumpla con sus compromisos y no descansaremos hasta que la situación de todos los mexicanos mejore. Por una educación crítica, científica y popular.

 

-        

 

 


FNERRR TV

VII Espartaqueada Nacional de Matemáticas