Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez”

¡Leticia Ánimas Vargas miente!

Por: @Isaías Chanona Hernández

Septiembre 08, 2019


fea

¡Leticia Ánimas Vargas Miente!

Isaías Chanona Hernández

 

No creo que tenga mucho sentido hacer famosa en nuestros escritos, ni con nuestra difusión, a la señora Leticia Ánimas, puesto que en el terreno político, administrativo y estadístico, no tiene ninguna trayectoria y, francamente hablando, dudamos mucho que su contribución a la sociedad, en algún momento de su “larga trayectoria”, haya sido de impacto para mejorar el entorno social, estabilidad y progreso en Puebla, y menos del país.

 

El problema educativo en nuestro país no lo van a resolver políticas improvisadas y  tampoco con funcionarios inexpertos en el tema. Esto es algo que nosotros hemos manifestado en otros escritos, lo hemos dicho ya y lo seguimos sosteniendo. Para tener avances reales en materia educativa es necesario que la gente más preparada del país, conocedora del tema, se haga cargo de dicha dependencia y se deben garantizar la cobertura educativa en todos los niveles, la infraestructura y la calidad académica, pero por ostentar el puesto tan importante que ahora tiene,  y tratándose de temas educativos, que son fundamentales para el desarrollo económico, político y social en México, es que nos ocuparemos de las mentiras de la funcionaria antes mencionada, ya que insiste en mentir y con ello tratar de engañar a la opinión publica, tratando de echar tierra en los ojos, como coloquialmente se dice.

 

En una nota periodística publicada en el portal de noticias Municipios puebla.mx, el pasado 2 de septiembre, la funcionaria  “Leticia A” hace declaraciones que, lejos de contribuir a resolver el problema estudiantil, que aqueja y azota a miles de estudiantes, humildes organizados en la FNERRR, muestra una intención maliciosa y perjudicial, trata en el fondo de desprestigiar nuestras movilizaciones legítimas, motivadas por demandas reales para los miles de jóvenes de todo el país.

La primera cosa que hay que aclarar: los estudiantes que están afiliados a nuestra federación, no son 45 mil, como ella expresa, por enésima vez se lo repetimos -ya lo hemos dicho por escrito y, en las mesas de “diálogo” a las que hemos asistido inútilmente, sin que hasta el momento hayamos encontrado una solución al problema-. Hemos presentado documentos (todos los que nos han pedido y hasta les hemos hecho el trabajo, llevando con santo y seña la cantidad de centros, de estudiantes beneficiados y no) donde hemos justificado plenamente, que tenemos poco más de 77 mil estudiantes organizados de nivel básico, medio superior y superior. Aquí tendríamos que detenernos en dos aspectos, solamente pudieron cobrar uno o los tres pagos, 21 mil estudiantes de medio superior, ¿y el resto? Y en nivel superior son  9,500 de los cuales se han beneficiado 600 nada más. Ahora bien,  del total de estudiantes faltan 32 mil. Esto es lo que no dice o no le conviene decir a “Menticia N” y es precisamente lo que la FNERRR está exigiendo, es por lo que la FNERRR se ha manifestado y lo seguirá haciendo, hasta que se cumpla con ya casi el único beneficio que tienen los estudiantes. Y la segunda cosa por la que se manifiesta la FNERRR y también queremos dejar constancia, es que no estamos de acuerdo con la amañada forma del trabajo de la SEP, ya que retrasaron el segundo y el tercer pago (de 1600 respectivamente) hasta julio-agosto y miles de jóvenes que egresaron de las preparatorias ya no pudieron cobrar ese pago, que sumándolos da una cantidad de 3,200. Por lo menos, la FNERRR tiene un registro de 8,500 estudiantes en esta situación, mismas que ya entregamos con documento en mano a la Secretaria de Educación Pública en la última reunión el día 15 de agosto, sin que hasta el momento haya respuesta alguna. Hablamos de 8,500 jóvenes que debieron recibir $3,200, es decir, son 27 millones 200 mil pesos, de los cuales desconocemos su paradero.

Es evidente el mal trabajo de Leticia Ánimas, qué mal que esa esa es la poca fama que ella misma está construyéndose al olvidarse de los estudiantes humildes de nuestro país, esto es algo que puede comprobarse: la necesidad es real, nuestras escuelas tienen muchas deficiencias, algunas incluso son improvisadas, y quienes estudian allí son los hijos del pueblo pobre mexicano; nuestras protestas tienen una razón real de fondo, y no dejaremos de hacerlas hasta que ella cumpla su función, a eso está obligada.

 

 

 

 


FNERRR TV

VII Espartaqueada Nacional de Matemáticas