Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez”

Concluye exitosamente la Conferencia Nacional “La organización popular: la única salida”

Por FNERRR / Diciembre 15, 2018

Noticia Nacional / Puebla


oi

Tecomatlán, Puebla.- Después de la rifa nacional, en la que se otorgaron desde libros, guitarras y bicicletas hasta motocicletas, comenzó la Conferencia Nacional “La organización popular: la única salida”, en la que el ponente, el Ing. Homero Aguirre Enríquez, destacado dirigente popular, abundó en la problemática contemporánea que enfrenta el país en el ámbito político, económico e ideológico y sostuvo que la única solución –no hay otra- sigue siendo la organización popular.

    En punto de las 11 hrs. del día llegó a la Plaza de Fundadores de Tecomatlán, Puebla, el Ingeniero Homero Aguirre Enríquez, acompañado por el honorable presídium conformado por Ulises Córdova Morán, fundador de la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios Rafael Ramírez (FNERRR); Jasón Celis Córdova, presidente de la Comisión Nacional Estudiantil; Omar Carreón Abud, distinguido luchador social; Mtra. Lirio Deni García Córdova, integrante del Comité Nacional Estudiantil y Vania Sánchez Hernández, Directora del Centro Mexicano de Estudios Económicos y Sociales; entre otros.

    Luego de algunas emotivas palabras de bienvenida por parte de Jasón Celis, el Ing. Homero comenzó con su rigurosa exposición. La parte introductoria estuvo dedicada a los problemas que enfrenta México tales como: la violencia (36, 528 homicidios anuales, en promedio en los últimos años); la educación (México es el país con la peor educación entre los países de la OCDE); la migración que genera conflictos y fricciones raciales; enfermedades provocadas por malas condiciones sanitarias en las poblaciones al interior del país y pésimos servicios de salud pública; y la pobreza, pues de casi 130 millones de habitantes en el país, el 43.6% son pobres según datos oficiales, aproximadamente 53.4 millones de personas –aunque algunos investigadores como Julio Boltvinik sostienen que la cifra real alcanza los 100 millones- y el 7.6% se encuentran en pobreza extrema: 9.4 millones de personas aproximadamente.

    México es la catorceava potencia mundial en cuanto al Producto Interno  Bruto (PIB) y la tendencia es que sea la octava dentro de 30 años; sin embargo también es el segundo país más desigual de la OCDE, después de Chile. El ponente afirmó que el único medio efectivo para cambiar las cosas es repartir la riqueza social: el problema fundamental es la reforma fiscal, problema causante de los demás males que aquejan a los habitantes de México y en mayor medida a la población más pobre, la más vulnerable. De suerte que en México, la distribución funcional del Ingreso es del 30% de los salarios como porcentaje del PIB. Otra forma de redistribuir la riqueza es mediante el gasto público, que en México representa el 23% del PIB. Pero en este rubro México se encuentra en la posición 123 de 189 países.

    Homero Aguirre enfatizó en que la única manera de cambiar las condiciones es mediante una verdadera y genuina organización popular que luche por sus derechos y mejores condiciones de vida, que luche por una distribución más equitativa de la riqueza. Otro problema que se suma es que las políticas que el nuevo presidente implementará no solucionarán efectivamente los males que aquejan a la población y en mayor grado a los más pobres y vulnerables. El nuevo presidente intentará otorgar recursos económicos de forma directa a la población y afirma que no negociará con organizaciones, a pesar de que el pueblo mexicano tiene el derecho constitucional de organizarse con cualquier fin lícito. De manera que se cierra la posibilidad de la libre manifestación de la población, ante sus precarias condiciones exigiendo trabajo, salarios más altos, salud, seguridad y tendrán que conformarse con entregas de recursos económicos de manera directa, que no solucionan la problemática y que son insuficientes para garantizar si quiera la canasta básica.

    El Ingeniero Homero enfatizó la importancia de crear líderes, aprendiendo de experiencias pasadas y de otros países como el caso de Salvador Allende en Chile; Reprodujo la célebre frase de Allende de que ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica, tarea difícil de mantener en una sociedad burguesa con aparente progreso. Por eso, para finalizar la conferencia, ante la problemática antes presentada, el Ing. exhortó a los fenerianos a no abandonar sus ideas ni en los peores momentos, ni mucho menos en periodos en los que se nos prometa un progreso solo es aparente (pues las soluciones aparentes propuestas por el nuevo gobierno distan de tratar al problema desde la raíz). Manifestó su inquietud de que los jóvenes abandonen la lucha de raíz, se conformen con soluciones insuficientes –no radicales-, traicionen sus ideales y “que no se convierta México en una tierra de Judas, sino en una tierra de luchadores: en una tierra de revolucionarios”.

    Una vez finalizada la debida ronda de preguntas y respuestas, se presentó un programa cultural, con el que concluyó exitosamente la Conferencia Nacional.



Noticiero FNERRR Tv